La Oración en Navidad

Santos de Hoy » Oraciones » La Oración en Navidad

La temporada navideña es festiva puede traernos mucha alegría pero también mucho estrés, por lo que recurrir a una oración en navidad que tener a mano puede ayudarte a recordar que es un momento de celebración y paz.

La Navidad es el día en que celebramos el nacimiento de Jesús, y hay mucho por lo que estar agradecidos. Jesús nos da esperanza y él es nuestro salvador. Queremos compartir contigo oraciones para Navidad con las que celebrar el nacimiento de nuestro Señor y todas las cosas que Dios hace en nuestras vidas.

Si hay un buen momento para reavivar nuestra fe y restaurar nuestras esperanzas de un mundo mejor, este vez es Navidad. Somos de corazón abierto, cercanos a nuestra familia, y estamos esperando que llegue el año nuevo. El nacimiento de Cristo une a familias y seres queridos en una comunión. Es un período de amor, cariño, buena comida y gran alegría.

¿Por qué es importante la oración durante la Cena de Navidad?

Es a través de la oración que establecemos una conexión con Jesucristo. Es un momento para agradecer, alabar y pedir bendiciones. Las palabras que se ponen una tras otra no tienen poder a menos que se oren con fe. Pero con fe e intención llegan a Dios, y luego pueden mover montañas. Especialmente en Navidad, que es cuando estamos con el corazón abierto, deseando estar cerca de las personas que amamos, Cristo ilumina a todos acercándolos unos a otros. Por lo tanto, es el mejor momento para acercar a su familia a Dios y fortalecer la unidad familiar.

La oración de la cena de Navidad, los conciertos corales y los servicios a la luz de las velas completan el calendario de las modernas celebraciones navideñas. La oración nos ayuda a comunicarnos con Dios y, mientras nos sentamos a cenar la Navidad, queremos reconocer el nacimiento de Jesús. Si bien no existe una sola oración o salmo oficial de Navidad, te alentamos a pensar en lo que Jesús significa para ti y tu familia. Habla desde tu corazón a Dios en el cielo.

Oración para la Cena de Navidad

Padre celestial, gracias por enviar a tu Hijo Jesús a la tierra. No solo celebramos su nacimiento en el pesebre, sino también el motivo de su venida: su muerte en la cruz. Te agradecemos por proporcionar vida eterna a cada persona que acepte su regalo gratuito de salvación.

Padre, te agradezco por mi familia. La vida no siempre es fácil para nosotros, pero sabemos que siempre estás con nosotros. Como dice Tu Palabra, nunca nos dejarás ni nos abandonarás. Gracias por el amor que nos mantiene unidos y por satisfacer siempre nuestras necesidades. Llévanos más cerca este próximo año. Te amamos y queremos que nuestro momento de celebración sea memorable hoy.

En el nombre de Jesús.

Amén.

Algunas oraciones pueden ser habladas verbalmente, mientras que otras pueden ser en forma de salmos (canciones de alabanza y adoración). Al celebrar la Navidad, las oraciones alaban el nacimiento virginal del Hijo de Dios, Jesucristo.

Quizás la primera oración de alabanza por el nacimiento de Jesús vino de su futura madre, María: “Oh, cómo alabo al Señor. ¡Cómo me regocijo en Dios mi Salvador! Porque se dio cuenta de su humilde sirvienta, y ahora generación tras generación me llamará bendita. Porque Él, el Poderoso, es santo, y ha hecho grandes cosas por mí. Su misericordia continúa de generación en generación, a todos los que le temen. ¡Su poderoso brazo hace cosas tremendas! ¡Cómo esparce a los orgullosos y altivos! Tomó príncipes de sus tronos y exaltó a los humildes. Ha satisfecho a los hambrientos con cosas buenas y ha enviado a los ricos con las manos vacías. ¡Y cómo ha ayudado a su siervo Israel! No ha olvidado su promesa de ser misericordioso. Porque prometió a nuestros antepasados, Abraham y sus hijos, ser misericordiosos con ellos para siempre ”(Lucas 1: 46-55).

María dirigió la gloria a Dios por su regalo al mundo a través de ella. Sus palabras de elogio a menudo se han cantado en la música coral y los himnos.

Qué incluir en una oración de Navidad

Los relatos bíblicos del nacimiento de Cristo han resistido el tiempo durante dos mil años. Desde relatos orales a escritos, la Inmaculada Concepción no ha perdido su efecto en la humanidad. Aunque nadie sabe la fecha exacta del nacimiento de Cristo, la Navidad establece un tiempo fijo para conmemorar este maravilloso regalo regocijándose en la canción y la oración a Dios. Los cristianos celebran la revelación del don de Dios para la humanidad, su venida en forma de hombre, Jesús el Mesías.

Oración para el día de Navidad

Señor Jesús, levantamos nuestras voces de oración y alabanza hoy, ya que pensamos especialmente en Tu nacimiento en la primera mañana de Navidad. Señor, mucha gente celebrará hoy el día de Navidad con poco o ningún entendimiento de que al venir a la tierra en forma de hombre, has venido a morir para que todos los que creen en tu nombre puedan salvarse de sus pecados y tener vida, y tener Es más abundante.

A medida que la historia de los pastores y los sabios se cantan en villancicos y actúan en las aulas, y mientras los programadores de televisión revisan una vez más el nacimiento de Jesucristo hace dos mil años, rezamos para que su Espíritu Santo convenza los corazones de muchos que he descartado la verdad de la Navidad como una pequeña historia agradable

Traiga a muchos que oramos, para ver la Navidad bajo una nueva luz este año y que lleguen a comprender el verdadero significado de su nacimiento en Belén, para que puedan ver la historia de Navidad este año en toda su gloriosa belleza … Que su santo que se levante el nombre y que Jesucristo sea glorificado esta Navidad porque solo tú mereces todo honor y gloria: en el nombre de Jesús, oramos.

Amén

Oración para la época Navideña

Amado Señor y Padre celestial, cómo nos regocijamos al recordar la maravilla y la alegría del nacimiento de Cristo en nuestro mundo caído en esa primera noche de Navidad, cuando el Príncipe de la Paz mismo vino al tabernáculo entre los hombres, como se prometió a nuestros antepasados. años antes.

Gracias por el regalo de tu hijo. Gracias por el glorioso evangelio de paz que se derrama en nuestros corazones cuando confiamos en Su nombre. Gracias por la persona de Jesucristo, que dejó a un lado su gloria celestial y nació para morir para que podamos nacer de nuevo y vivir.

Padre, la gloriosa verdad del evangelio de Cristo es vida y luz para los hijos de los hombres … es paz y esperanza … es amor y alegría … es perdón y salvación … pero con demasiada frecuencia la historia de Navidad ha perdido su impacto en un mundo que rechazó Tu verdad y adoptó las trampas de un sistema mundial, que está condenado al fracaso.

Perdónanos Señor, perdónanos por la naturaleza rebelde que tan a menudo se muestra en esta época del año y mira hacia abajo con compasión y misericordia hacia nosotros durante toda esta Navidad.

Reaviva la luz de la verdad en los corazones de los hombres y las mujeres de todo el mundo a medida que volvemos a centrar nuestros corazones en Tu humilde nacimiento y la redención que proporciona a todos los que confiarán en Ti, por gracia a través de la fe … y dar a todos los que han sido salvado por tu preciosa sangre una paz permanente mientras celebramos la hermosa verdad del glorioso evangelio de la gracia, en el nombre de Jesús oramos,

Amén

Deja un comentario

YouTube
Instagram