Oración contra los Desastres Naturales

Santos de Hoy » Oraciones » Oración contra los Desastres Naturales

La oración contra los desastres naturales nos permite estar en contacto con Dios y con aquellas personas que han sufrido y sufren por los desastres de la Naturaleza, que sientan la paz y el calor que solo podemos encontrar en Cristo nuestro señor.

¿Como podemos afrontar un desastre Natural?

No hay nada más poderoso que la oración en manos de un cristiano, es nuestra herramienta para hablar con el Altísimo y enviarle nuestras peticiones. Te invitamos a sentir el Espíritu de Dios que te trae esperanza y coraje.

La Oración contra los Desastres Naturales

Mientras oramos podemos pedirle a Dios que provea fortaleza para aquellas personas que han sufrido las inclemencias de la naturaleza, ya sean en forma de Tormentas y Huracanes, Terremotos o Aludes, Incendios o Volcanes.

Que experimenten aquellos que lo necesitan Clemencia por su sufrimiento y encuentren los medios que necesitan para superar sus vicisitudes y se reunan con sus familiares .

Ten misericordia de mí, oh Dios, ten misericordia de mí;
Porque en ti ha confiado mi alma,
Y en la sombra de tus alas me ampararé
Hasta que pasen los quebrantos. Clamaré al Dios Altísimo,
Al Dios que me favorece.

Salmos 57:1-2

La Oración

Te confiamos nuestros seres queridos a Ti Señor, sabiendo que a tus fieles Tú no les quitas la vida sino que la transformas, y en el mismo momento en que es destruida la morada de este exilio nuestro en la tierra, Te preocupas de preparar una eterna e inmortal en el Paraíso.

¡Padre Santo, Señor del cielo y de la tierra, escucha el grito de dolor y de esperanza, que se eleva de esta comunidad duramente probada por el terremoto!

Es el grito silencioso de la sangre de madres, de padres, de jóvenes y también de pequeños inocentes que sube de esta tierra.
Han sido arrancados del afecto de sus seres queridos, acógelos a todos en tu paz, Señor, que eres el Dios-con-nosotros, el Amor capaz de dar la vida sin fin.

Te necesitamos a Ti y a Tu fuerza, porque nos sentimos pequeños y frágiles frente a la muerte; Te pedimos, ayúdanos, porque solamente Tu apoyo puede hacernos volver a levantar e inducirnos a retomar juntos, cogiéndonos confiados uno a otro de la mano, el camino de la vida.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Salvador, en el que brilla la esperanza de la feliz resurrección.

Amén.

Oración en Vídeo contra los Desastres Naturales

La Oración como respuesta a los Desastres Naturales

Ver las noticias o leer los periódicos últimamente puede ser abrumador. En los últimos años hemos visto y vivido dos grandes terremotos en América Central, cuatro huracanes devastadores en el Caribe e inundaciones récord en el sudeste asiático.

Reacciones a un Desastre

A raíz de estos eventos, podemos responder con una mezcla de tres reacciones:

Apatía indiferente: Puedes revisar el noticiario en la televisión, y decir “Oh, otro huracán en el Caribe” e inmediatamente pasar a leer sobre el último partido de fútbol, el estado de la economía mundial o cualquier otra cosa en las noticias.

Fatalismo cínico: otra reacción que puedes tener es ver el titular y pensar “Bueno, México se encuentra en una falla importante, por lo que los terremotos son inevitables”. O “Bueno, es la temporada de huracanes en el Caribe y todos los años ocurre lo mismo”.

Juicio de Valor: O finalmente puedes leer las noticias y culpar. Ya sea a Dios, culpándolo por el sufrimiento de millones, o culpando a la gente: se lo merecían.

Tal vez estas no reacciones las de todos pero si la de mayoría de personas. No sé cómo respondes cuando escuchas sobre desastres que ocurren en todo el mundo, pero si compartes alguna de esas respuestas, entonces debemos arrepentirnos de nuestras respuestas no amorosas, indiferentes y no bíblicas a los desastres de la naturaleza. L

a apatía, el fatalismo y el juicio no deberían ser parte de cómo pensamos, sentimos o rezamos al escuchar sobre las grandes tormentas y los cataclismos. De aquí la importancia de la Oración contra los desastres naturales.

La Reacción Cristiana: Oración

Queremos sugerir 4 formas en que podemos orar amorosa y bíblicamente cuando escuchamos sobre estos eventos.

Confiemos en que Dios tiene el control. Dios dice en Amós 4 “Envié lluvia a una ciudad pero la retuve de otra, un campo llovió, otro no llovió y los secos“.

Los desastres naturales no ocurren al azar, no están más allá del poder de Dios, y no están fuera de su providencia. Por lo tanto, podemos orar como se dicen en los Salmo:

Dios es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre presente en problemas.

Por lo tanto, no temeremos, aunque la tierra ceda las montañas caen en el corazón del mar, aunque sus aguas rujan y hacen espuma y las montañas tiemblan con su oleaje.

Clamemos a Dios por los afectados. Pídele al Dios de todo tu alma que consuele a las familias de aquellos que han perdido a sus seres queridos o cuyos seres queridos están desaparecidos.

Pídele al Dios de la compasión para que acelere el rescate de quienes lo necesitan con urgencia y que acelere la llegada de ayuda a quienes la necesitan desesperadamente.

Oremos por aquellos que están involucrados en la operación de rescate, el cuidado de los afectados y la reconstrucción de la región devastada. Entonces oremos por el gobierno, los primeros en responder y las organizaciones de ayuda mientras se apresuran a ayudar a los atrapados en desastres.

Oremos por la iglesia local. Ora por los cristianos en el área, para que su compasión y cuidado por sus comunidades sean un poderoso testimonio del evangelio de nuestro Salvador que los ha rescatado de una destrucción eterna mucho mayor. También ore por las agencias de ayuda cristiana y su testimonio mientras trabajan en zonas de desastre también.

Finalmente, recemos tanto por los afectados como por nosotros mismos para que estos eventos nos sacudan en nuestro materialismo y mundanalidad. Oremos para que cuando veamos la evidencia de un mundo bajo una maldición debido a nuestro pecado, tengamos un profundo anhelo por un país mejor, un país celestial.Un país donde todo el mal, moral y natural, ha terminado y vivimos bajo el glorioso gobierno de Cristo.

Esperemos que estas cinco sugerencias nos hayan ayudado a pensar cómo podemos responder en oración a estos eventos cuando los vemos aparecer en nuestras noticias.

La oración debería ser nuestra primera respuesta, pero no tiene por qué ser nuestra única respuesta, por lo que puedes optar por dar dinero a una solicitud de ayuda de emergencia, organizar una recaudación de fondos en apoyo de una organización benéfica, incluso ofrecerse como voluntario para viajar al área afectada y ayudar .

Pero, por más que respondamos, pidamos a Dios que continúe condenándonos por nuestro cinismo, fatalismo y juicio, y recemos oraciones contra los desastres naturales fundadas en nuestra confianza en Él y motivadas por nuestra preocupación por los demás en respuesta a estos eventos.

¿Que puedes hacer cuando ocurren los Desastres Naturales?

Caridad y Generosidad

Si podemos hacerlo y conocemos de la incidencia de un desastre natural siempre podemos ayudar ofreciendo cobijo, comida, consuelo o incluso dinero. Si ocurre un desastre natural cerca de donde vivimos y podemos ayudar de forma personal, te invitamos a que tomes partido y colabores con aquellos que han sufrido las inclemencias de la naturaleza.

No hay una forma más cristiana de actuar que ofreciendo lo que tenemos para ayudar al projimo y restaurar su paz interior y Fe en Dios.

Si no podemos ayudar de forma personal siempre existe la manera de donar a diferentes asociaciones Cristianas que se implican en la atención de las personas que han sufrido los desastres naturales en cualquier parte del mundo.

Oración y Reunión

¡Todos necesitamos el Espíritu de Dios en nuestras vidas! Cada domingo, nos reunimos para buscar el alimento de Dios. Al escuchar la Palabra de Dios y compartir los sacramentos, recibimos fortaleza, claridad y una nueva resolución para enfrentar nuestras preocupaciones diarias. En comunión, nos animamos mutuamente y encontramos un amor fraternal que nos sostiene en los momentos difíciles y sostienen a aquellos que lo necesitan.

¡Nos encantaría que sintieses esta increíble experiencia! Visita tu parroquia durante los servicios de adoración al menos los domingos, y comparte los momentos de adoración y reflexión cristiana con tu Iglesia.

Leave a Comment

Facebook
Facebook
YouTube
Pinterest
Instagram