Oración de la Mañana al levantarse

Santos de Hoy » Oraciones » Oración de la Mañana al levantarse

¡Qué maravilloso hábito el de la Oración de la Mañana al levantarse! ¡Comenzando cada mañana al levantarse junto a Jesucristo! La primera hora de tu mañana marca el tono para el resto de tu día.

Tomarse el tiempo cuando te levantes en esa primera hora para pasar en oración y adoración, y estudiar la Palabra de Dios te llevará a un lugar de paz y alegría interior. Te prepara para apreciar realmente las bendiciones del Señor que te serán dadas a lo largo del Día.

Incluso Jesús se levantó temprano para pasar tiempo con el Padre.

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Marcos 1: 35

La Oración de la Mañana al levantarse es de los rezos más importantes ya que sirve como combustible para el nuevo día, es una oración de satisfacción. Ora para que, hagas lo que hagas, encuentres satisfacción. Ora para que el Señor llene tu corazón para que no sientas la necesidad de buscar en otro lado. Ora para que mantengas tu enfoque en Dios, para que tu corazón se contente fácilmente.

A todos nos encanta ver salir el Sol. El amanecer, significa el comienzo de un anuncio de un nuevo día, nos recuerda que tenemos la suerte de poder volver a vivir. La mañana es un buen momento para hacer tus devociones y oraciones diarias. Dios te inspirará y te capacitará para estar listo para lo que se avecina.

Oraciones para la Mañana

Cada mañana es el comienzo de un nuevo día. Al dar la bienvenida a un nuevo día, no debemos olvidar a Aquel que es responsable de darnos un nuevo comienzo, nuestro Señor Jesucristo.

Por la mañana cuando te levantes, debes tener una actitud positiva que provocará que esta se extienda a lo largo del día. Antes de comenzar tu día, reza a Dios, sé agradecido y ten esperanza. Puedes usar las siguientes oraciones para tu Oración de la Mañana al levantarse.

Oración de la mañana al levantarse

Señor, en el silencio de este día que comienza, vengo a pedirte la paz, la prudencia, la fuerza.

Hoy quiero mirar al mundo con ojos llenos de amor, ser paciente, comprensivo, dulce y prudente.

Ver por encima de las apariencias a tus hijos como Tu mismo los ves y así no ver más que el bien en cada uno de ellos.

Cierra mis ojos a toda calumnia, guarda mi lengua en toda maldad, que sólo los pensamientos caritativos permanezcan en mi espíritu, que sea benévolo y alegre, que todos los que se acerquen a mí sientan tu presencia. 

Revísteme de Ti, Señor, y que a lo largo de este día yo te irradie.

Amén.

Oración de Iluminación por la Mañana

Gracias Padre, por este nuevo día de vida que Tu Misericordia me
concede!

Qué sea para Tu Gloria, para mi bien y el de mi prójimo. Y ahora

Padre, Ilumíname para hacer bien mi parte en Tu Plan de hoy.

Amén.

Oración de la Mañana de Juan Pablo II

Según Juan Pablo II esta oración le fue enseñada por su padre a través de un libro de Himnos, su padre le dijo: Rezalo y verás que Él te ayuda a comprender. Según el antiguo Pontífice rezó durante más de 40 años este himno a diario y comprendió gracias a este lo mucho que el Divino Espíritu le ayudaba.

Ven, Espíritu Creador, 
visita las almas de tus fieles 
y llena de la divina gracia los corazones,
que Tú mismo creaste.

Tú eres nuestro Consolador, 
don de Dios Altísimo, 
fuente viva, fuego, 
caridad y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones; 
Tú, el dedo de la mano de Dios; 
Tú, el prometido del Padre; 
Tú, que pones en nuestros labios 
los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos; 
infunde tu amor en nuestros corazones; 
y, con tu perpetuo auxilio, 
fortalece nuestra débil carne,
aleja de nosotros al enemigo, 
danos pronto la paz, 
sé Tú mismo nuestro guía, 
y puestos bajo tu dirección,
evitaremos todo lo nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre, 
y también al Hijo; 
y que en Ti, 
Espíritu de entrambos, 
creamos en todo tiempo.,
Gloria a Dios Padre, 
y al Hijo que resucitó, 
y al Espíritu Consolador, 
por los siglos infinitos.

Amén.

Oración de la mañana de agradecimiento a Dios

Querido Señor, muchas gracias por otro día de vida en la Tierra. Gracias por otro hermoso amanecer para disfrutar.

Gracias por los maravillosos sonidos de la naturaleza, desde la brisa fresca que roza los árboles hasta los pájaros que cantan hermosas melodías.

Eres un Dios maravilloso, lleno de gracia y misericordia. Te alabo por permitirme otro día para pasar con mi familia. ¡Te amo Padre Celestial!

Amén.

En primer lugar, no olvidemos agradecerle al Señor por otro día más, por otra oportunidad más de vivir. El Señor nos dio la vida y la oportunidad de vivir, de estar con nuestros seres queridos y vivir una vida feliz aquí en la Tierra.

Dale gracias por el hermoso sol y los árboles. Agradécele por poder vivir otro día para ver sus hermosas creaciones.

Oración de fuerza al comenzar el día

Querido Señor, no sé quién o qué se cruzará en mi camino hoy. Pero sí sé que eres mi roca y mi fortaleza.

Eres mi escudo y mi castillo. Ayúdame a anclarme a ti hoy. Enséñame a mantenerte fuerte en ti y elegir solo tu camino hoy.

Ayúdame a caminar por Tu verdad y no por mis sentimientos.

Ayúdame a aceptar cualquier cosa que se presente en mi camino como una oportunidad para verte en el trabajo y como una oportunidad para mostrarte a otros.

Amén.

Si estás pasando por dificultades, pídele fuerzas a Dios en el momento en que te despiertes. Si tiene una presentación importante ese día o tendrás que tomar una decisión difícil, pídale a Dios que lo acompañe desde el principio.

Esto no solo te dará confianza, sino que te sentirás mejor sabiendo que Dios está a tu lado. Practica la Oración de la mañana al levantarse!

Oración de Guía por la Mañana

Señor, te pido que muevas el Espíritu con más valentía en mi vida.

Sé que cualquier pecado puede entristecer y disminuir la voz del Espíritu, y rezo contra la tentación de pecar.

Ayúdame a anhelar tu presencia más de lo que anhelo el pecado.

Ayúdame a crecer en el fruto del Espíritu y así caminar más cerca de ti mismo.

Rezo por la guía de tu Espíritu: deja que tu voluntad y tus promesas sean siempre una meditación de mi corazón.

En el nombre de Jesús.

Amén.

No hay vergüenza en pedir la ayuda del Señor todas las mañanas al levantarte. Por qué, en realidad es el mejor momento del día para buscar a Cristo.

Dios siempre quiere guiarnos a la justicia. La Biblia es nuestra ayuda para hacerlo. Tienes que saber que Él te ama y solo quiere lo mejor para ti. Ora por orientación si crees que la necesitas ese día.

Oración familiar para la Mañana

Querido Padre, te alabo por mi familia.

Gracias por mi esposo/a Incluso en sus debilidades, lo/a amo incondicionalmente.

Gracias por mis hijos: Cada vez que escucho el golpeteo de sus pies al otro lado de la casa, sonrío. ¡La alegría me abruma, padre!

Estaré con mi familia hoy aunque vayamos por caminos separados.

Ayúdanos a que lleguemos todos a casa de nuevo a salvo.

Amén.

No hay mejor momento para orar por su familia que la mañana al levantarse antes de que todos se marchen a hacer sus quehaceres diarios. Ora por la seguridad de su familia y que cada miembro tenga un día productivo y alegre por delante.

Oración de Alabanza por la Mañana

Querido Padre Glorioso, rezo para que hoy me mantenga enfocado en ti hoy.

Rezo para que constantemente me recuerdes que esté contento en todas mis circunstancias.

Ruego que me llenes para que pueda estar alegre todo el día, incluso si el estrés se arrastra.

Sé que a través de mi satisfacción, serás glorificado.

Quiero honrarte, padre, en todo lo que hago.

¡Alabado sea tu Santo Nombre!

Amén.

Cómo orar por la mañana

No hay que resistir el designio de Dios de obrar en nuestras almas, ilustrarlas con su luz, inflamarlas de su amor y conducirla a su voluntad. Es conveniente orar en la mañana en soledad, esta soledad es necesaria para tener una conversación dulce y familiar con Dios, consiste más en el silencio del alma que en la soledad de las personas.

El ruido nos distrae de la voluntad de Dios y de la potencia sobre quiere obrar. Dejemos la mente en calma al despertar y centrémonos en la oración, para poder escuchar a Dios y que nos llegue al corazón.

Para que Dios habite con nosotros y se comunique con nuestras almas, es conveniente que hallemos la paz en la mañana y nos recojamos en la oración. Tranquilos y devotos Jesús nos encontrará cada mañana, nos guiará con su luz y su gracia.

Te recomendamos que memorices las oraciones anteriores y así puedas utilizarlas cada mañana para orar en recogimiento y encontrar la paz en tu interior, comunicarte con el altísimo y mantenerte alejado del pecado y la tentación.

Si quieres saber como debes practicar la oración y quieres saber más sobre cómo orar correctamente puedes leer nuestro articulo sobre la oración.

¿Por que para realizar la Oración de la Mañana?

Como todos sabemos la oración es una parte integral de la vida de un cristiano. El tiempo en oración es tiempo pasado en la presencia de Dios, hablando con Él y escuchando de Él.

Aunque sabemos lo importante que es la oración, a menudo se limita a 30 segundos o se reserva para más adelante en el día. Sin embargo, creo que si pasas tiempo al comienzo del Día con Dios y bendices con la oración de la mañana al levantarse, tu día será más efectivo y productivo.

Te damos 3 razones por las que debe comenzar tu día con oración.

Jesús realizaba la Oración de la Mañana al levantarse

Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Marcos 1: 35

Jesús tuvo un muy buen ministerio en marcha. Le gustaba hablar en público, curar, enseñar y entrenar. Era un imán para la muchedumbre, y atraía a diversos grupos de personas donde quiera que fuera.

Sin embargo, una cosa a tener en cuenta es que Jesús siempre comenzó cada día solo en oración con su Padre. No es coincidencia que su ministerio haya sido exitoso. Si deseas que tu día sea productivo, comienza con oración.

La Oración de la Mañana es una Reunión con tu Socio

¿Alguna vez has pensado que Dios es tu mejor socio? Si aún no lo has hecho, ¡deberías hacerlo!

Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican;

Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

Salmo 127:1

A menos que te entregues al Señor durante tu día de trabajo, tu trabajo será en vano. Dios está más que dispuesto a ayudarte. Él quiere lo mejor para ti. Y cuando necesitas sabiduría y guía para el día, solo necesitas pedir y Él te proveerá.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Santiago 1:5

¡Reúnete con su socio principal todos los días por la mañana, elabora sus planes con Él y Él los hará mejores y te perfecionará!

Tu tiempo estará bien empleado

El tiempo que pases en la presencia de Dios nunca será en vano. Cuando le das a Dios la mejor parte de tu día, Él se hará cargo del resto. Cuando estamos conectados a Él, Él nos da gracia y fortaleza para llevar nuestro trabajo paso a paso y cumplir todas nuestras obligaciones.

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Mateo 6:33

Elige darle a Dios tu mejor momento del día y no el tiempo que te sobre. Él hará que todo lo demás se ajuste a ti.

Si no tienes palabras, ¡esto puede ser gran oración para comenzar su día! ¡Habla con Dios y cuéntaselo!

Señor, ayúdame a recordar que nada va a pasar hoy que tú y yo juntos no podamos manejar“.

Nos gustaría saber sobre ti ¿Comienzas tu día con oración al levantarte? ¿Por qué o por qué no? ¡Bendiciones!

Leave a Comment

Facebook
Facebook
YouTube
Pinterest
Instagram