Santa Rita de Casia

Santos de Hoy » Santos » Santa Rita de Casia

Día Santo: Rita

Celebramos el día de Santa Rita de Casia el 22 de Mayo.

Santa Rita de Casia, es una de las santas más veneradas e invocadas por los católicos practicantes, se llamaba Margherita, pero pronto todos la llamaban Rita.

Su vida fue un símbolo de humildad, amabilidad y paciencia. Margherita Lotti nació en 1381 en Roccaporena, un suburbio de Cascia (Umbría, Italia). Su vida fue extremadamente difícil. Pero su fe inquebrantable en Dios le dio la fuerza para continuar. Hoy, Santa Rita de Casia es un poderoso y maravilloso símbolo de humildad, amabilidad y paciencia.

La Historia de Santa Rita de Casia

El primer milagro de Santa Rita se le atribuye a tan solo 5 días de su nacimiento, el milagro de las abejas blancas: sus padres, dedicados a la cosecha, dejaron a Rita en una cuna debajo de un árbol. 5 abejas blancas se acercan a ella, comenzando a entrar y salir de su boca pero sin picar, de hecho, dejando miel en la boca de la futura santo.

Un granjero, en un campo adyacente, se cortó una mano de manera profunda con su guadaña. En pánico, dejó el trabajo en busca de ayuda. Cuando pasó al lado de la cuna y viendo a las abejas zumbar hacia Rita, trató de alejarlas con la extremidad lesionada. Eso curó su mano cortada de manera milagrosa.

Margarita Lotti

Niña pequeña, frágil, mansa, humilde, obediente y bien educada (sus padres le enseñaron a leer y escribir), desde temprana edad quedó fascinada por la Familia Agustina, San Juan, San Agustín y San Nicolás de Tolentino. Y Siempre se mostró con muchas ganas de tomar los votos y asistir asiduamente al Monasterio de Santa María Maddalena en Cascia y a la Iglesia de San Giovanni Battista.

Pero sus padres, de anticuadas costumbres, casaron a Rita a los 12 años con Paolo di Ferdinando Mancini, un hombre muy violento. Tras 3 años de matrimonio tuvieron 2 hijos, no se conoce a ciencia cierte pero eran probablemente gemelos: Giangiacomo Antonio y Paolo Maria.

Las Desgracias de Santa Rita de Casia

Paolo di Ferdinando Mancini se convirtió a la Fe cristiana gracias a Rita, pero su unión se rompió después de 18 años cuando Paolo fue asesinado por sus antiguos camaradas.

La familia Mancini quería venganza, pero Santa Rita no y no reveló los nombres de los asesinos, pidiendo perdón por ellos. Cuando vio que sus 2 hijos no querían escucharla, le pidió a Dios que los viera morir en lugar de perseguir sus propósitos sangrientos.

Poco después los dos hermanos enfermaron y murieron.

Ingreso al Monasterio

Cuando se quedó sola, a los 36 años intentó ingresar al Monasterio Agustino de Santa María Maddalena en Cascia. Pero fue rechazada 3 veces, por su estado de viudez y porque había una monja en el monasterio que estaba relacionada con la familia de Paolo, ofendida por la reticencia del Santo.

Solo después de pacificar a las dos familias en duelo, Rita entró en el Monasterio, en 1407: según la leyenda, fueron los 3 santos patrones San Agustín, San Juan Bautista y San Nicolás de Tolentino que la llevaron desde la roca donde Rita iba a Roccaporena a rezar hasta directamente al coro del Monasterio.

Santa de los Imposibles

Permaneció en el Monasterio hasta su muerte el 22 de mayo de 1457 a los 76 años. Y se dice que Rita realizó al menos otros 5 milagros antes de su muerte:

  • Milagro de la vid, todavía dentro del lugar de culto;
  • Milagro de la espina (estigmas) de la corona de Cristo en la frente, que Rita trajo en los últimos 15 años de su vida, con la excepción de su viaje a Roma para la canonización de San Nicolás donde desaparecieron los estigmas y reaparecieron una vez que regresó a Cascia
  • Poco antes de morir, postrada en cama, le pidió a su primo que le trajera una rosa y dos higos del padre de la casa. Era invierno, pero las frutas estaban allí y su primo se las trajo.

Y la rosa se convirtió en el símbolo de Santa Rita de Casia por excelencia, una mujer esbelta y humilde logró florecer a pesar de las espinas que la vida había reservado, dando el buen olor de Cristo y disolviendo el frío invierno de muchos corazones; el día de la muerte se vio un enjambre de abejas negras en el convento, y todavía tienen sus nidos cerca de la vid; las campanas sonaron por sí mismas.

El ultimo milagro ocurrió cuando llegó el momento de celebrar el funeral de Santa Rita de Casia. Un carpintero, Cicco Barbari, había quedado incapacitado recientemente, incapaz de trabajar. Al ver el cuerpo de Rita, dijo: “¡Oh, se non fossi ‘struppiato’, la farei io questa cassa!” (“¡Oh, si no estuviera lisiado, haría el ataud!”).

El carpintero fue sanado de inmediato, y las monjas le encargaron la construcción del ataúd.

Incluso hoy se dice que cada vez que Rita intercede por un milagro, su cuerpo, aún conservado en la Basílica de Santa Rita de Casia, emite un aroma a rosas. También es llamado, también “Santa de las Rosas” y “Santa de las Espinas“, por la gente “Santa de los Imposibles” dado el número de milagros conferidos.

Santa rita fue bendecida, 180 años después de su muerte, en 1627 bajo el papa Urbano VII y canonizada durante el Jubileo de 1900 por el Papa León XIII.

Cascia celebra cada año a su Patrona el 22 de mayo con la fiesta de Santa Rita y las celebraciones de la Rosa.

Oración Santa Rita

¿Te enfrentas a un problema difícil? ¿Parece insuperable? La oración a Santa Rita de Casia (1381-1457) que te enseñamos a continuación podría ayudarte. Después de todo, Santa Rita es conocida como la “Santa de lo Imposible“.

Oh gloriosa Santa Rita, que participó milagrosamente en la dolorosa Pasión de nuestro Señor Jesucristo, obtén para mí la gracia de sufrir con resignación los problemas de esta vida y protégeme en todas mis necesidades.

Amén

Al principio de su vida, ella tenía un fuerte deseo de ser monja, pero se casó, siguiendo las ordenes de sus padres. Según todas las fuentes, su esposo era un hombre que abusaba de ella con el que tuvo dos hijos de temperamento similar.

¡Santa Rita tenía la paciencia de un santo porque rezaba por todos ellos y trataba de ser una esposa y madre obediente! Después de 18 años de matrimonio, su esposo fue asesinado y sus hijos murieron por causas naturales al año siguiente.

Muchos milagros fueron atribuidos a Santa Rita, tanto durante su vida como después de su muerte. Como ejemplo, su devoción a Jesús en Su Pasión fue tal que una espina del crucifijo en su habitación le atravesó la frente un día mientras oraba.

Esta oración a Santa Rita hace mención a ese milagro y te ayudara en tus peticiones más difíciles:

Santa Patrona de los necesitados, Santa Rita, tan humilde, pura y paciente, cuyas súplicas con tu Divino Esposo son irresistibles, obtén para mí de tu Cristo Crucificado mi petición (menciónala aquí).

Sé amable conmigo, para la mayor gloria de Dios, y prometo honrarte y cantar tus alabanzas para siempre.

Amén.

Llorando de amor, ¡Santa Rita había pedido compartir el sufrimiento de Nuestro Señor y su petición fue concedida de esta manera literalmente impactante! Ella soportó la dolorosa herida con la típica dignidad y gracia, imitando a nuestro Señor crucificado.

La oración a Santa Rita, como sus milagros, nos ayuda a recordar que “todas las cosas son posibles con Dios“, como dijo Jesús en el evangelio de Marcos (Marcos 10:27).

Patrona de las causas imposibles

Cuando tenía doce años, Rita se vio obligada a casarse con un noble llamado Paolo Mancini, a pesar de querer convertirse en monja. Su esposo era un hombre violento, inmoral, cruel y duro. Rita, pese a sufrir años de abuso y violencia, lo convirtió en una mejor persona. Tuvieron dos hijos: Giangiacomo (Giovanni) Antonio y Paulo Maria.

Paolo Mancini fue asesinado por Guido Chiqui (en ese momento, hubo una disputa sangrienta entre las familias Chiqui y Mancini). En el funeral de Paolo, Santa Rita perdonó a los asesinos de su esposo. Un año después, sus dos hijos, Giangiacomo y Paulo Maria, murieron de disentería.

Tras la muerte de su esposo e hijos, Rita cumplió su deseo y se convirtió en monja. Sin embargo, antes de entrar al monasterio de Santa María Magdalena en Cascia, tuvo que convencer a las otras monjas: no querían admitir a Rita debido al escándalo del asesinato de su esposo. La sinceridad y el espíritu de caridad de Rita fueron las llaves que abrieron los corazones de las monjas y las puertas del monasterio.

Santa Rita da Cascia pasó el resto de su vida en el monasterio de Santa María Magdalena en Cascia. Murió de tuberculosis el 22 de mayo de 1457.

Milagros de Santa Rita de Casia

Además de los milagros que ya mencionamos, estos son otros de los milagros más famosos de Santa Rita.

La levitación

Según varias leyendas, sus tres santos patrones (Juan el Bautista, San Agustín y Nicolás de Tolentino) la transportaron al monasterio por levitación. Este evento tuvo lugar durante la noche.

La herida en la frente

A la edad de sesenta años, mientras rezaba ante una imagen de Cristo crucificado, Santa Rita recibió una herida en la frente. Era una marca, una señal que Jesús le dio porque Santa Rita compartió el sufrimiento del Hijo de Dios. Como si esa herida fuera causada por una espina de la corona de Cristo.

La Rosa

Al final de su vida, Santa Rita estaba postrada en cama en el convento. Solo tenía un deseo: una rosa del jardín de su antigua casa. La santa reveló este deseo a su prima.

Era enero, las rosas no florecen en este mes y la prima no esperaba encontrarlas. Pese a no estar en temporada, en el jardín de la antigua casa de Rita encontró una rosa en flor. La prima trajo a Santa Rita esta Rosa cumpliendo sus deseos.

El cuerpo incorrupto

Incluso después de la muerte, el cuerpo de Santa Rita ha permanecido incorrupto. El cuerpo de la Santa todavía se venera en el santuario de Casia.

Frases de Santa Rita de Casia

Podemos atribuir frases citas a Santa Rita de Casia que nos enseñó a tener Fe incluso en los momentos de mayor sufrimiento y desesperación

  • “No hay nada imposible para Dios”.
  • “Santísimo Sagrado Corazón de Jesús, ayuda a mi corazón a preservar todo lo que es santo”.
  • “Déjame, Jesús mío, compartir tu sufrimiento, al menos una de tus espinas”.

Que nos enseña la Historia de Santa Rita

Santa Rita da Casia es la Patrona de las Causas Imposibles por las diversas dificultades que tuvo que enfrentar durante su vida. Dificultades que nunca, nunca redujeron o comprometieron su fe en Dios.

¿Cómo se enfrentó a dificultades tan difíciles?

La respuesta es sencilla: rezar. Dios y sus santos patrones la escucharon. Y encontró el camino para superar todas las dificultades. Utiliza nuestras oraciones y sigue el ejemplo de Santa Rita!

Leave a Comment

Facebook
Facebook
YouTube
Pinterest
Instagram